Abogado en Sevilla

El divorcio de mutuo acuerdo sin hijos en Sevilla

Divorcio mutuo acuerdo sin hijos Sevilla

Alberto Sanchez divorcio mutuo acuerdo sin hijos SevillaComo abogado de divorcios, es común conocer en el despacho, procedimientos de separación y de divorcios, siendo que ambos son similares aunque con distinta resolución. Así, la separación pone fin a la convivencia, mientas que el divorcio cesa definitivamente el matrimonio conformado por las partes. Ambos a su vez, pueden presentar muchas variedades, como por ejemplo el divorcio de mutuo acuerdo sin hijos en Sevilla.

Actualmente, el procedimiento de separación hoy por hoy es un procedimiento que está en desuso ya que si bien en otra época era necesario como paso previo al divorcio, actualmente la práctica habitual es la de iniciar directamente ese procedimiento de divorcio que ponga fin de una manera definitiva al matrimonio conformado por los cónyuges.

Dentro de los trámites para un divorcio, tenemos que hacer una distinción clásica, y muy frecuente para los abogados así como para los juzgados, distinguiendo entre el divorcio contencioso en el que la postura de las partes está totalmente enfrentada y cada uno ha de hacer valer su postura, como pueda suceder en el divorcio contencioso sin hijos, o el procedimiento de mutuo acuerdo, en el que ambas partes están totalmente de acuerdo en las medidas a adoptar ratifican dicha postura en el Juzgado.

El convenio regulador

Todo el divorcio de mutuo acuerdo, gira en torno a un documento fundamental, que es el convenio regulador, y más concretamente en el caso que nos ocupa, el convenio regulador de divorcio sin hijos, en el que para un divorcio de este tipo todas las cláusulas necesarias quedan recogidas en el mismo, en el que se manifiestan las voluntades de las partes.

A la hora de enfrentarnos a un divorcio de mutuo acuerdo sin hijos en Sevilla, es necesario conocer que el Código Civil establece unos contenidos mínimos que ha de contener el convenio regulador y que en definitiva son las medidas que han de regular los efectos que se producen una vez que finaliza el matrimonio, siendo consciente el legislador que de la unión que se ha mantenido durante varios años entre una pareja puede surgir determinadas circunstancias que necesitan de una regulación.divorcio mutuo acuerdo sin hijos Sevilla

Todos estos efectos o todas estas medidas, suelen darse forma en un convenio regulador, para lo que normalmente se suele usar un modelo de divorcio de mutuo acuerdo sin hijos, que suele ser bastante más sencillo que aquel en el que durante la vida del matrimonio se ha producido el nacimiento de alguno, ya que en este caso habrá que tener en cuenta medidas relativas al mismo.

La ratificación en el Juzgado

Una vez que por parte de los cónyuges se han acordado las medidas y se han plasmado en el convenio regulador, se ha de proceder a la firma del mismo en la que será fundamental que figuren las firmas originales de ambos cónyuges, ya que de lo contrario, el convenio no se podrá aportar al juzgado junto con la demanda, donde posteriormente se ratificará.

Así pues, una vez que sea firmado por ambas partes, se acompañará junto con la demanda como si de otro documento se tratara y una vez que se declare la admisión de la demanda se procederá a citar a las partes para su ratificación en sede judicial en la que tendrán que afirmarse en la autenticidad del convenio suscrito por ambos para que así, posteriormente, se proceda al dictado de una Sentencia en la que se declare el divorcio y al mismo tiempo se aprueben las medidas acordadas.

Divorcio mutuo acuerdo sin hijos Sevilla: El caso de Teresa P.L. y Ernesto H.J

A mi despacho acudieron Teresa P.L y Ernesto H.J, un matrimonio sin hijos que después de unos años de convivencia habían decidido poner fin a su matrimonio, ya que entre ambos habían surgido una serie de diferencias irreconciliables, que hacían que la convivencia a pesar de ser cordial y con una buena relación, no tuviera el sentido que fundamenta al matrimonio.trámites para un divorcio mutuo acuerdo sin hijos Sevilla

Su caso era en principio sencillo, toda vez que únicamente tenían que pronunciarse sobre el abono de la cuota de la hipoteca que gravaba la vivienda que hasta entonces había sido familiar, que ascendía a un importe de 800€, acordándose en un principio que Ernesto H.J, abonaría a Teresa P.L., la cantidad de 400€, ya que sería esta la que se quedaría con el uso de la vivienda.

Acordaron, más concretamente, que los suministros de la vivienda así como la cuota de la comunidad de propietarios, que ascendía a un total de 150€ al mes, fuera abonada por Teresa P.L., ya que sería ella la que disfrutaba del uso de la vivienda y por tanto le correspondería el abono de dichas cantidades.

El convenio y la Sentencia

Efectivamente, con dichos extremos redactamos el convenio regulador, el cual tenía preparado a los pocos días y listo para ser insertado en una demanda de divorcio que quedó presentada a los pocos días de que acudieran al despacho, quedando pues a expensas de noticias del Juzgado, que cuando llegaron, nos informaron que debíamos acudir a ratificar el convenio de divorcio.

Una vez realizamos dicha comparecencia, se ratificaron en el convenio suscrito por ambos, siendo que a los pocos días recibimos una Sentencia por la que se aprobaba el mismo e igualmente, se procedía a declarar el divorcio, por lo que Teresa P.L y Ernesto H.J., no pudieron ocultar su satisfacción por la rápida tramitación del procedimiento agradeciendo mi labor durante el mismo.

Alberto Sanchez

Alberto Sanchez

Abogado especialista en accidentes laborales, accidentes de tráfico, herencias, sucesiones y divorcios en Sevilla.
Alberto Sanchez

(Servimos también a poblaciones de toda la provincia. Abogado en Gines, abogado en San Juan de Aznalfarache, etc.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.