Abogado en Sevilla

Cuestiones básicas del impuesto de sucesiones en Sevilla

Impuestos de sucesiones Sevilla

Alberto Sanchez Impuestos de sucesiones SevillaA la hora de abordar el impuesto de sucesiones en Sevilla, puede pensarse que nos encontramos ante una cuestión amplia y que normalmente, necesita centrarse en un tema particular para hacer un estudio pormenorizado, sin embargo hay una serie de cuestiones a destacar que son las que queremos abordar en el presente artículo, por considerarlos pilares básicos de este impuesto.

El impuesto de sucesiones en Sevilla, es en realidad el impuesto de sucesiones y donaciones, un tributo al que están muy acostumbrados los abogados de herencias, por ser efectivamente un impuesto que se devenga tras el fallecimiento de una persona o bien tras una donación, supuestos ambos que supondrán el nacimiento de una obligación tributaria de tal carácter.

La sucesión inter vivos  y la sucesión mortis causa

Tanto en los impuestos de sucesiones en Andalucía, como los impuestos de sucesiones en la Comunidad Valenciana, presentan un contenido mínimo común, regulado por una ley estatal, y que en este caso, se traduce en los supuestos en los que se devenga el impuesto, y de los que cabe destacar la modalidad de inter vivios y la modalidad mortis causa.

Mientras que la primera es aquella que se produce por una donación, la segunda es efectivamente, la más clásica, aquella que se produce cuando tras el fallecimiento de una persona, los herederos de la misma aspiran a suceder a la misma en todos sus bienes y derechos, debiendo tributar por tanto por dicho concepto.

Sea como fuere, es un impuesto en el que el elemento principal girará en torno a los elementos que se transmitan por cualquiera de las vías referidas, y cuyo sujeto pasivo será en todo caso las personas que se adjudiquen los bienes, es decir, en el caso de las donaciones, quienes reciban lo donado, y en el caso de las herencias los herederos.impuestos de sucesiones Sevilla

Impuesto cedido

Con carácter previo, es necesario indicar que nos encontramos ante un impuesto cedido, es decir, hay una legislación principal básica de carácter estatal, pero que será a fin de regular una serie de mínimos, como por ejemplo los hechos imponibles, o una serie de normas de aplicación obligatoria.

Sin embargo, son las comunidades autónomas las que partiendo de esos mínimos, podrán regular otra serie de elementos, como son las bases exentas, las cuotas tributarias y las reducciones o bonificaciones, siendo que para el caso de que no regulen todos esos extremos, serán previstos por la ley estatal.

La base imponible

A la hora de calcular los impuestos de sucesiones, resulta fundamental tener en cuenta los bienes transmitidos, ya que serán los que constituyan la base imponible para el cálculo del impuesto, es decir, la cantidad a partir de la cual se producirán todas las operaciones tendentes a calcular la cuota tributaria.

Así por ejemplo, si tras una herencia, se ha transmitido una herencia por un importe de 120.000 €, será este importe el que constituya la base imponible del impuesto y sobre la cual se produzcan los cálculos correspondientes que finalicen con un ingreso por parte de los sujetos pasivos, con las especialidades que, no obstante, realizaremos a continuación.

No obstante lo anterior, existe un importante elemento aplicado sobre la base imponible, y es que como norma general, una vez que se produzca una atribución de bienes o derechos, habrá una cantidad mínima sobre la cual no se podrá establecer ningún tipo de gravamen, por lo que pudiera suceder que en función de la cuantía de una herencia, pueda resultar que incluso no haya que pagar nada por la transmisión.

Los cálculos

Una vez que se ha deducido la base imponible las reducciones que fueran correspondientes, como pudiera ser para el caso de que se transmita una actividad económica, es decir, un negocio al completo, se habrá de aplicar el tipo correspondiente, que dará lugar a la cuota tributaria a ingresar, si bien habrá que aplicar las deducciones correspondientes, materia sobre la cual cada comunidad autónoma tiene unas atribuciones muy amplias.Cuestiones básicas del impuestos de sucesiones Sevilla

Documento necesario

Se hace preciso indicar que no nos encontramos ante un impuesto sin importancia, ya que la liquidación del impuesto es absolutamente necesaria para que los títulos en los que se recojan la transmisión de los bienes, tengan acceso al Registro dela Propiedad. Dicho de otra forma, un registrador no inscribirá la transmisión de un bien, en tanto que no se le aporte el modelo del impuesto debidamente liquidado.

Impuestos de sucesiones Sevilla: Un caso real Guadalupe F.N

A mi despacho acudió Guadalupe F.N., la cual deseaba conocer si la mejor opción, dado que su madre aún vivía, era la de que la misma le donara una vivienda en vida o bien esperar a su fallecimiento, buscando la opción tributaria más conveniente y por ende, la que menos desembolso le supusiera en un futuro.

Nos encontrábamos ante una vivienda valorada en unos 100.000 €, por lo que en este caso, se hacía mucho más conveniente esperar al momento del fallecimiento ya que en ese caso, sería de aplicación una base exenta de 175.000 € que haría que Guadalupe F.N., no tuviera que pagar absolutamente nada en el momento de la herencia.

A los pocos años, Guadalupe F.N., acudió a mí a fin de poder formalizar todo lo que en su momento le asesoré, recibiendo vía herencia el bien en cuestión, liquidando el impuesto e inscribiendo el mismo a su favor en el Registro de la Propiedad de su localidad.

Alberto Sanchez

Alberto Sanchez

Abogado especialista en accidentes laborales, accidentes de tráfico, herencias, sucesiones y divorcios en Sevilla.
Alberto Sanchez

(Contamos tambien con clientes de toda la provincia. Soy  abogado  de Bormujos, abogado  de El Viso de Alcor, etc)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.