Abogado en Sevilla

Cuestiones sobre el reparto de la herencia con testamento en Sevilla.

Reparto de herencia con testamento Sevilla

Alberto Sanchez reparto de herencia con testamento SevillaUna de las preguntas más frecuentes que me suelen hacer como abogado de herencias es la de aquellas personas que se plantean alguna cuestión sobre el reparto de la herencia con testamento en Sevilla cuando, por ejemplo, de la lectura de un testamento no se desprende con claridad cuál era la última voluntad del testador y es necesario recibir un asesoramiento experto.

Efectivamente, seguir las pautas de un testamento abierto siempre será mejor para hacer el reparto de un patrimonio que cuando nos encontremos con una herencia sin testamento, ya que dará unas instrucciones a seguir, emitidas por parte del testador, sobre la distribución de la herencia. De esta manera los herederos podrán conocer de primera mano cuál será el reparto concreto de los bienes.

Sea como fuere, a la hora de realizar este tipo de operaciones, es decir, las tareas de partición hereditaria, se hace necesario contar con el asesoramiento profesional de un abogado especializado en la materia, que se convertirá en la herramienta fundamental para conseguir que cualquier incidente tenga una solución satisfactoria.

El caso de Juan S. M.

A mi despacho acudió, recomendado por un antiguo cliente, Juan S. M., que deseaba hacerme una consulta sobre el reparto de una herencia con testamento en Sevilla, ya que al fallecer su padre habían podido comprobar que había dejado un testamento detallando cómo repartir la herencia, si bien quería contar con asesoramiento cualificado para realizar dichas operaciones.

Por supuesto, le comenté que la mejor opción era la de contar con un abogado que le indicara los pasos a seguir, máxime cuando eran dos hermanos los que tenían que suceder al padre y, además, el caudal a repartir estaba constituido por una vivienda (valorada en 150.000€) y una cantidad de dinero depositada en el banco ( 50.000€).

reparto de herencia con testamento Sevilla

En el testamento se establecía que el deseo del padre era que ambos hijos heredaran por partes iguales, por lo que cada uno de ellos debería adquirir la cantidad de 100.000€, que era justo a mitad del importe a repartir entre ellos, para lo que tuvimos que seguir al pie de la letra lo establecido en el testamento.

Reparto de herencia con testamento Sevilla: Los primeros pasos

Evidentemente, al existir un testamento se facilitaba bastante todo el procedimiento, pues sólo había que seguir las instrucciones en él dadas. Así que acudí, junto con mis clientes, a un notario a fin de que se preparara una escritura de declaración de herederos en la que se hiciera constar que Juan S. M. y su hermano, Antonio S. M., eran los legítimos herederos de su padre y que, en definitiva, estaban capacitados para aceptar la herencia.

Una vez que todo quedó acordado en la Notaría nos citaron para unos días más tarde con la finalidad de redactar ante el notario una escritura de declaración de herederos, aprovechándose el mismo acto, una vez que se comprobó que los bienes estaban libres de cargas, para levantar escritura de aceptación de la herencia de manera pura y simple

Cuando se redactó la comparecencia quedó formalmente realizada la aceptación de la herencia, por la que ambos se adjudicaban por mitad la vivienda en la que hasta entonces había vivido su padre y, además, se repartían a partes iguales el dinero depositado en la entidad bancaria.

reparto de herencia con testamento Sevilla y la adjudicación

La adjudicación

A pesar de haber realizado estos trámites, aún quedaban algunos pendientes, consistentes en pagar los impuestos que por la transmisión mortis causa de los bienes se habían producido, ya que sin este trámite el Registro no admitiría la inscripción de la transmisión y, en consecuencia no se podría traspasar legalmente la propiedad a los nuevos titulares.

Así pues, procedí a liquidar la herencia en cuestión. Como cada uno de ellos se había adjudicado el cincuenta por ciento de la herencia, a cada uno de ellos le correspondió el abono del cincuenta por ciento del importe del impuesto. Así pudieron inscribir la titularidad de los bienes a su nombre.

Después de liquidar el impuesto reuní las escrituras de aceptación de la herencia y los modelos del impuesto debidamente liquidados. Con esos documentos nos personamos en el Registro de la Propiedad, en el que, sin más dilación, procedimos a inscribir la vivienda a nombre de ambos, a lo que el Registrador no puso objeción alguna.

La resolución final

Finalizado dicho trámite decidieron poner la casa en venta, ya que consideraban que era la mejor solución para poder repartir definitivamente toda la herencia que sus padres les habían dejado. Además, con toda la documentación que habíamos obtenido durante el procedimiento nos personamos en la entidad bancaria donde estaban los fondos. Presentada la misma, pudieron transferir todo el importe de su padre a sus cuentas personales.

A los pocos días recibí la llamada de Juan S. M., quien me informaba de que todo había marchado bien, pues el banco les había transferido a cada uno de los hermanos la mitad del importe que su padre tenía depositado y ya tenían varias ofertas por la vivienda que habían heredado.

Recibí una última visita de los hermanos, que me comunicaron que habían quedado enormemente satisfechos con la labor que había realizado y que acababan de encontrar un comprador para la vivienda en cuestión. Tras la experiencia tan buena que habían tenido conmigo, me pidieron que me hiciera cargo de la venta de dicho inmueble.

Alberto Sanchez

Alberto Sanchez

Abogado especialista en accidentes laborales, accidentes de tráfico, herencias, sucesiones y divorcios en Sevilla.
Alberto Sanchez

(llevamos casos de toda la provincia. Abogado de El Viso de Alcor, abogado de Castilleja de la Cuesta, etc.)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.